La deshidratación para conservar alimentos. Desecado saludable

Deshidratar o secar los alimentos para su conservación es una de las formas más antiguas y fáciles para aprovisionar víveres. La deshidratación funciona especialmente bien con frutas, verduras, hierbas, semillas, nueces, pescado y carne y setas. El secado moderno con un ventilador de aire caliente (calor seco) de las deshidratadoras acelera el proceso de y al mismo tiempo protege los productos secados.

Durante la deshidratación se elimina gran parte de su humedad. Esto les quita el medio nutriente a los microorganismos y enzimas responsables del deterioro de los alimentos. Así la comida dura mucho más, se conserva.

Los alimentos una vez secos se pueden almacenar bien en botes para conservas o en frascos de cristal con cierres de rosca que se pueden cerrar herméticamente. Si los almacenas en un lugar oscuro y seco, con este tipo de conservación los alimentos deshidratados se pueden mantener durante hasta años.

Deshidratar y secar alimentos

Bandeja para la deshidratación de fruta pequeña como las uvas.
Rejilla de deshidratación para pequeños ingredientes en Dora de Springfield

El secado sigue siendo muy popular porque no solo hace que la comida sea estable, sino que también le da un sabor especial. Además conocemos el origen de los alimentos.

¿Por qué los alimentos se estabilizan mediante su deshidratación?

Cuando las frutas, verduras y otros alimentos se echan a perder, se debe a una variedad de factores diferentes.

Una causa común del deterioro de los alimentos es la actividad de bacterias y hongos que los descomponen. Para que los alimentos sean estables, deben cambiarse para que ya no ofrezcan un hábitat a estos organismos:

  • Cuando se congela, por ejemplo, la temperatura disminuye tanto que estos organismos ya no pueden propagarse.
  • Al esterilizar, encurtir o envasar en conserva , a menudo se agrega sal, azúcar, vinagre o aceite, lo que también previene el crecimiento de la bacteria.
  • El agua se elimina de la fruta durante el desecado o la deshidratación. Tanto las bacterias como los hongos necesitan agua para crecer. Si se elimina la mayor parte del agua de los alimentos, ya no encontrarán un hábitat adecuado y la comida se conservará.
  • En principio, secar significa nada más que eliminar el agua de los alimentos secándolos.

Aquí se aplica lo siguiente: cuanto menor es el contenido de agua, más duradero es el alimento seco.

¿Qué alimentos puedes deshidratar?

Numerosos tipos de fruta son adecuados para la deshidratación. Los clásicos son las peras, manzanas, ciruelas, higos, uvas y albaricoques. Los plátanos, mangos, papayas, kiwis, piñas y cítricos dominan entre los exóticos.

Prueba con secar tomates, calabacines, col rizada o chirivía. Un contenido bajo en grasa es particularmente importante.

Aparato deshidratador Vita5, abierto con una selección de cítricos a secar
Deshidratar diferentes frutas y verduras en la deshidratadora Vita5

Las setas (boletos, hongos blancos, o porcini) también se pueden secar muy bien. Deshidratar carne (la cecina) o el pescado se ha puesto muy de moda. Para secar hierbas, los puedes atar en paquetes o arrancar sus hojas.

Puedes hacer tus barritas de cereales y cuero suave de fruta a partir de la pulpa de frutas.

Consejo: Los frutos utilizados deben ser de la mejor calidad. Las frutas y verduras podridas, carcomidas, inmaduras o demasiado maduras son inservibles para el desecado.

La preparación adecuada para deshidratar

Todos los productos destinados a la deshidratación deben primero lavarse y secarse bien.

Deshidratación con Snack To Go de WMF Kitchenminis
Deshidratar barritas de cereales y frutas tropicales con la deshidratadora KitchenMinis de WMF

Las ciruelas, las peras pequeñas (peras de San Juan) y los albaricoques (sin hueso) se pueden secar enteros. Con otros tipos de fruta, la cáscara generalmente se elimina de antemano, ya que extiende el proceso del secado y deforma la fruta debido al tiempo de secado desigual de la carne y la cáscara.

Luego, la fruta se corta en rodajas o gajos lo más regulares posible. (Aquí te puede ayudar una buena Mandolina.) No deben ser más gruesas de dos centímetros, de lo contrario el secado tarda mucho y como resultado solo queda algo como cuero duro.

Consejo: Las cáscaras de manzana (siempre que sean BIO) se pueden secar por separado. Hacen un delicioso té de frutas.

Así se deshidrata alimentos

El secado con un deshidratador automático es el método más seguro, cómodo y lo que menos energía gasta. Los aparatos para el desecado ocasional y poca cantidad están disponibles desde unos 50 euros. Si quieres secar a menudo todo tipo de alimentos estás mejor servidos con una máquina deshidratadora de a partir de los 100 euros. Básicamente, sigue las instrucciones del fabricante, pero es aconsejable extender el tiempo de secado en casi un 25 por ciento.

De las deshidratadoras mejor valoradas por los usuarios: Klarstein Fruit Jerky 9 en Amazon.

¿Cuánto tarda el proceso de deshidratación?

El tiempo de deshidratar depende de cada tipo de alimento: las frutas y verduras están completamente secas cuando se sienten coriáceas, flexibles y sin que salga líquido al apretar. Las hierbas deben ser fáciles de desmenuzar entre los dedos.

Consejo: Si prefieres secar la fruta en el horno, te recomendamos poner una cuchara de madera para dejar el horno entreabierto para que se pueda escapar la humedad. Dependiendo del grosor de los alimentos a deshidratar, el proceso lleva de seis a doce horas a unos 50 ° C.

Información: Después de secar, los frutos secos deben mantenerse secos y en un contenedor herméticamente cerrado.

Los beneficios de la deshidratación.

  • Por un lado, los nutrientes de los alimentos se conservan durante el secado.
  • Desafortunadamente, se pierde una gran proporción de vitamina C durante el secado, pero las vitaminas restantes resisten este proceso en gran medida.
  • Los minerales también se retienen en frutos secos. Por lo tanto, es muy saludable comer alimentos secos.
  • Los frutos secados no requieren de conservantes, ni naturales, ni químicos.
  • Otra ventaja es el sabor más intenso. Dado que se elimina mucha agua, los aromas de los alimentos se concentran mucho más.
  • A los niños les encanta particularmente este sabor intenso, por eso prefieren comer frutas y verduras secas en lugar de las frescas.

En nuestra Tienda: Nuestra selección de los mejores deshidratadores

Foto: Rolf Handke / pixelio.de

Al usar este sitio acepta el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar