Análisis Termométro SteakChamp. Hace el Solomillo perfecto?

SteakChamp promete al cliente: “Solomillos perfectos – siempre”. Razón suficiente para poner a prueba todo el asunto, ya que esto es prometer mucho. SteakChamp es un pequeño termómetro inteligente de la empresa alemana Tecpoint.

SteakChamp 3 Color

Tiene aproximadamente el tamaño de un clavo  (como se usa para para las paredes particularmente gruesas) y eso es todo. El termométro Steak Champ viene sin pantalla, sin cable. Sólo tiene un LED en la “cabeza”.

La idea detrás del termómetro inteligente es bastante simple: un LED tricolor indica al chef (parrillero en argentina), qué grado de cocción tiene la carne sobre la parilla en dada momento.

  • Verde: El solomillo está “medium rare”, Medio Cruda (rojo en su interior; la zona exterior rosada)
  • Amarillo: El solomillo está “medium”, Término Medio (en interior rojo y caliente, el exterior rosa)
  • Rojo: El solomillo está “medium well”, En su punto (algo rosado en su interior, el exterior marrón)

De esta manera puedes ahorrarte de observar una pantalla con la temperatura como en otros termometros para carne, porque el LED te informa tan pronto como se alcance el grado deseado de cocción.

Steak Champ – Manejo

El SteakChamp 3 Color se pone en marcha mediante el “activator”. Una vez activado, el termométro se introduce en su total en el latreral de la carne . Ahora la luz en la cabeza comienza a parpadear en intervalos de 8 segundos en verde. El termómetro aguanta las altas temperaturas en la parrilla sin problemas, y durante poco tiempo incluso hasta 500 grados.

steakchamp-cabezal

Por cierto, no hace falta una barbacoa necesariamente, puedes utilizar el termómetro de carne SteakChamp en la sartén o en el horno tambíen.

Hemos encontrado el Termométro inteligente SteakChamp en Amazon

Ahora asas la carne como lo harías normalmente, pero echando una mirada al termómetro vez en cuando. Al principio sigue parpadeando lentamente, en intervalos de 8 segundos. Dependiendo del grosor y del peso de la carne se tarda más o menos hasta que se alcanza el nivel de cocción “medium rare”. Nuestro solomillo de prueba pesaba unos 320 gramos y tenía unos dos centímetros de espesor y necesitaba unos 9 a 10 minutos hasta que el SteakChamp comenzó a parpadear con un doble destello verde. No te preocupes: no parpadea en doble una sola vez, lo hace durante algún tiempo para que no se te pase.

Si te gusta tu carne “medium rare”, es el momento de retirarlo de la parrilla y dejarlo reposar hasta que el doble parpadeo se detiene – y listo. Tienes tu solomillo cómo te gusta garantizado, sin adivinanzas. Sin embargo, como nosotros preferimos nuestra carne “medium” lo dejamos más tiempo en la parrilla. Después de unos minutos, el doble de parpadeo se para y vuelve a emitir su señal en verde en intervalos lentos, de 8 segundos.

quitar-steakchamp-de-la-carne

Toca esperar y dar la vuelta al solomillo de vez en cuando hasta que comienze el proximo parpadeo. El siguiente nivel de cocción se indica con el parpadeo doble en amarillo. Ya con bastante apetito esperamos el ansiado intermitente y poco tiempo después apareció el flash doble amarillo. Así que apartamos la carne de la parrilla para descansar hasta que el termómetro SteakChamp dejaba de parpadear y lo sacamos.

Si nos gustaría la carne en su punto, lo dejamos más tiempo dónde esta señal verde se cambia a un parpadeo verde. Al seguir asando, la señal activa se cambia a rojo.

Para que no nos quemamos los dedos ni con la carne ni con el termométro SteakChamp, el fabricante incluye una herramienta útil para la extracción. La misma herramienta con dónde guardamos el termométro, en la que lo activamos, también podemos utilizar para sacarlo, ya que funciona como un sacaclavos a la vez.

steakchamp-termometro-con-activador

Resultado de la prueba

Habíamos oído (y leido) anteriormente muchas cosas buenas sobre el termométro inteligente SteakChamp, pero de ponerlo a prueba (y para tener una buena experiencia) es otra cosa muy distinta. En general es un buen evento: el manejo es super fácil, y no hay que preocuparse por la temperatura del centro de la carne correcto ni por estropear una carne cara, sino simplemente observar al LED. Filetes delgados se logran naturalmente sin problemas y a ojo, pero carnes más gruesas definitivamente pueden prepararse mucho mejor y más fácilmente con el SteakChamp.

Hablando del grosor de la carne: el equipo de SteakChamp escribe en las instrucciones que la carne debe ser al menos de 2 a 2,5 cm de espesor para dar un resultado perfecto. Pero de todos modos es ampliamente conocido que todo con menos de 2 cm es carpaccio. 🙂

SteakChamp: Batería y Tecnología

La batería del termómetro SteakChamp desafortunadamente no es reemplazable. Por otro lado, con la batería incorporada se puede preparar más de 1000 solomillos según el fabricante. Así estamos cubiertos por un tiempo.

Para obtener una medición de temperatura lo más precisa posible, el SteakChamp no sólo tiene un sensor sino varios, que se distribuyen de manera uniforme en todo el termómetro.

steakchamp-termometro-inteligente

Más cosas sobre el SteakChamp

Un consejo. No se necesita un termómetro independiente para cada solomillo en la parrilla. Es suficiente con que un SteakChamp esté instalado en una sola pieza. Este puede servir de referencia ya que los demás alcanzan el mismo grado de cocción en paralelo. Lógicamente, este truco funciona solo cuando las carnes son del mismo grosor aproximado. Además sirve para muchos tipos de carne, Chateaubriand, Turnedó, Filet mignon, Pechuga de pato, Pescado, hasta se puede preparar Sous-Vide.

Algo desventajados pueden salir los fans de la barbacoa que sufren de daltonismo, una debilidad para distinguier colores rojo-verde. En este caso ayuda el contar cada fase de parpadeo: primero flash doble = verde, segundo flash doble =, amarillo, tercero doble parpadeo =, rojo. No es tan cómodo, pero sin duda factible.

El SteakChamp es chiquito, pero matón!

Es justo lo que es. El termómetro es muy sólido. También el resultado de la prueba con el solomillo habla por sí mismo. En general, un gadget de barbacoa muy recomendable para todos los aficionados de carne.

Asar un solomillo a la parrilla sin ayuda de algún medidor de temperatura no es ningúna brujería. Pero hay adivinanzas y conjeturas si la carne sale medium rare o en su punto, la cocción perfecta es difícil de terminar. El termómetro SteakChamp te quita este dolor de cabeza para siempre.

Al usar este sitio acepta el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar